07 abril 2007

Hijos de los hombres

Dirección: Alfonso Cuarón. Países: Reino Unido y USA. Año: 2006. Duración: 109 min.Género: Thriller, ciencia-ficción. Interpretación: Clive Owen (Theo), Julianne Moore (Julian), Michael Caine (Jasper), Chiwetel Ejiofor (Luke), Charlie Hunnam (Patric), Claire-Hope Ashitey (Kee). Guión: Alfonso Cuarón, Timothy J. Sexton, David Arata, Mark Fergus y Hank Ostby; basado en la novela "Children of men" de P.D. James. Producción: Marc Abraham, Eric Newman, Hilary Shor, Tony Smith e Iain Smith.Música: John Tavener. Fotografía: Emmanuel Lubezki.Montaje: Alex Rodríguez y Alfonso Cuarón. Diseño de producción: Jim Clay y Geoffrey Kirkland. Vestuario: Jany Temime.

Alfonso Cuarón nos regala esta obra maestra del cine, posiblemente la mejor película que he visto en muchísimo tiempo. Brilla en su argumento, en la impecable fotografía, en la excepcional actuación de Clive Owen, en la inmaculada dirección y en la crítica.

Situémonos en un hipotético 2007 en el que la raza humana ha perdido toda esperanza, el último niño nació hace 18 años y ahora ha muerto asesinado. Las naciones están arruinadas y sumidas en el caos, sólo Inglaterra ha sabido mantener el orden, sin embargo son intolerables con la inmigración, ejerciendo una política de eliminación o deportación de los "sin papeles". Tras la aparente tranquilidad del régimen inglés se esconde una crisis terrorista que va en aumento y que luchan por la igualdad de los seres humanos, uno de estos grupos terroristas, "Los peces", parece tener la clave para un mundo mejor, arrastrando a Theo, Clive Owen, hacia una vorágine que cambiará su vida y hará florecer sus antiguos instintos revolucionarios.



Desde los primeros minutos de la película ya estamos imaginándonos el calvario que padece esa humanidad desesperanzada y seremos absorvidos por un argumento brutal de esta increible película, por cierto basada en un libro P.D. James, escritora totalmente desconcida para mi.

Critica profundamente la necedad humana y, posiblemente, su conformismo hacia su propio futuro. ¿Qué sentiríamos si los niños ya no llenaran los parques? Una interesante reflexión a la que nos invita esta cinta. Verdaderamente prodigiosa, una banda sonora repleta de rock de los 70 hace, si cabe, más soberbia a esta joya.

A pesar de ser muy buena tiene un fallo gordísimo, al final se bloquea y echaremos de menos una necesaria explicación del porqué nos cuentan esta historia, o quizás sólo invitan a la reflexión, bueno ya sabeís juzgar por vosotros mismos.

3 comentarios:

Lucía dijo...

Bueno, diría que la obra en la que se basa esta película de P.D.James debe ser la única de esta autora que no tiene temática policiaca ya que es conocida por sus publicaciones en este género, así que te la recomiendo como escritora, pero te advierto que no encontrarás nada parecido en el resto de su bibliografía.

La película me gustó muchísimo. El señor Owen fantástico y la escena en la que entran al hospital y el niño llora y todos se van apartando ... Uff, me emociono recordándola.

Twister dijo...

Buscaré algo de esta escritora a ver que tal, en cuanto a la peli, es muy emotiva, sip.

OjO de buey dijo...

Estupenda película, de un calado político muy jugoso. Los mejicanos están reanimando el género fantástico y de ciencia-ficción.

Más que futuro, "Hijos de los hombres" se situa en un presente fabulado y intencionadamente exagerado para hacernos reflexionar sobre las paradojas de una civilización como la nuestra, opulenta pero sumida en un pesimismo que requiere redención. Y esa redención viene del Otro, de los países mal llamados subdesarrollados.

Cuarón firma un relato utópico, pero con intenciones claras de mostrar una realidad que él comtempla oscura y necesitada de esperanza.

Un saludo. Si os apetece dejaros pasar por OjO de buey:

http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/05/hijos-de-los-h