09 noviembre 2007

El señor Ibrahim y las flores del Corán

Dirección: François Dupeyron. País: Francia. Año: 2003. Duración: 95 min. Género: Drama, comedia. Interpretación: Omar Sharif (Señor Ibrahim), Pierre Boulanger (Momo), Gilbert Melki (Padre de Momo), Isabelle Renauld (Madre de Momo), Lola Naymark (Myriam), Anne Suarez (Sylvie), Mata Gabin (Fatou), Céline Samie (Eva), Isabelle Adjani (La Estrella), Eric Caravaca (Momo adulto). Guión: François Dupeyron; basado en la novela de Eric Emmanuel Schmitt. Producción: Michele Petin y Laurent Petin. Música: François Maurel. Fotografía: Remy Chevrin. Montaje: Dominique Faysse. Diseño de producción: Katia Wyszkop. Vestuario: Catherine Bouchard.

Ayer fui halagado por parte de los blogueros de Pateando el mundo y esta reseña voy a dedicársela con admiración y regocijo. Que un blog de calidad donde se cuidada con esmero la prosa y las imágenes nos arrancan esa sonrisa olvidada en las jornadas laborales se interese por uno es hermoso. Para esta dedicatoria pensé en 2046 de Wong Kar Wai, para continuar el ciclo asiático, pero no encontré la dichosa película en mi colección, me interesé también por Go de Isao Yukisada, dónde el racismo es la base de la cinta, y pensé que para no encasillarme en Asia debía sorprender con algo distinto y empezó mi búsqueda (que consiste en barajar cual partida de cartas hasta dar con la película adecuada). Esta investigación me llevó a otros tres títulos, esta vez europeos (considero que sobre cine americano su cultura será superior a la mía), tres temáticas, tres mundos distintos, el primero el mundo pasional de Krzysztof Kieslowski (Polonia; el hombre de los tres colores) en No amarás, el segundo la reivindicación politika de Los Edukadores de Hans Weingartner (Austria; el hombre de la austeridad en el rodaje) y al final me decanté por El señor Ibrahim y las flores del Corán de François Dupeyron (Francia) por ese acercamiento a la religión musulmana con respeto y cariño, tachando tabúes y por la dulzura del rodaje. Después de esta diatriba insufrible es de ley que comience con la reseña de esta dulce y sencilla película.




Paris, años 60, es una ciudad enérgica con un pie en el cambio y el progreso y Moises, Mo-Mo cariñosamente, sufre su adolescencia en un barrio obrero. Con las hormonas disparadas y con desconocimiento de sus actos descubre el sexo, la soledad, el hastío de una vida monótona y la amistad de Ibrahim, un amigo, un padre desinteresado que le enseñará a ser felíz sin tener motivos para ello con la paciencia de un abuelo y la humildad de un pobre.

El acercamiento de las culturas musulmana y judía, del contraste del querido y el necesitado es lo más destacable de esta sencilla obra, no hemos de buscar gradilocuencias ni críticas, ni posiciones respecto a la vida, simplemente se nos muestra que existe gente enamorada de su religión, gente buena, gente necesitada de amistad y también nos enseña la crueldad de la vida, que siempre llega al menos indicado.

Me ha impactado la música, inunda los 97 minutos de la obra, que se recrea en las escenas, los diálogos y nos transporta al mundo que vive Mo-Mo. La fotografía es discreta con momentos álgidos en los momentos finales, y algunos comentarios son para apuntárselos en un papel y leerlos con calma, tres pinceladas que lo demuestran: "...Mo-Mo, no soy árabe, soy musulmán...", "...este pais es rico, tiene papeleras en las calles...", "...aqui arabe significa estar abierto de 8-24:00...".

Película que desprende pensamiento liberal, solidaridad y tolerancia, donde el respeto a todas las profesiones y formas de vida se tiene muy en cuenta y que a más de uno debería hacerle reflexionar. No estamos hablando de una maravilla del cine, sin embargo a mi se me hizo excesivamente corta al tratar el drama desde los ojos de un niño adolescente y la vida desde los ojos de un espectador reflexivo. Contar con Omar Sharif en el reparto ayuda a dar fortaleza a la historia y a los personajes con su actuar simplista y natural.

Esta reseña se está asemejando a un tratado económico por su extensión, ha de llegar al final. Nos invita a reflexionar y nos baja del pedestal urbanita al que nos subimos cada despertar.

Ahora me despido por unos días, me he ganado unas vacaciones, saludos a todos, y mis gratitudes por sus visitas. Paton espero que alguna de las películas de estas líneas cumplan la tarea de entretenerte.

9 comentarios:

lucy liu dijo...

La tengo hace un montón de tiempo dando tumbos por casa, en su día tenía muchas ganas de verla pero no se el por qué no la vi. Con tu acertado comentario me estas dando un empujoncito a verla.
Un saludo

Twister dijo...

A mi me pasaba lo mismo y al final la he visto y me he llevado una sorpresa por la sencillez de la narración. Saludos

Anónimo dijo...

¿Por qué pasa eso con algunas películas? Ésta me la recomendó Paco Camarasa, el librero negru y Criminal, y por alguna razón no le hice caso.

Cachis.

Apunto.

Oye, este generación de vínculos virtuales es que resulta de lo más estimulante y enriquecedor.

Y con la de las trece rosas, que subo esta tarde o mañana, no quedará nadie indiferente.

Prometido.

Mil gracias por este Post dedicado y un abrazo bloguero.

Twister dijo...

Las Trece Rosas,... en mi lista de urgentes está ya, que conste. En cuanto a lo de los link es una herramientita llamada snapshots, muy visual, llamativa, útil. Saludos, de nada, no se merecen las gracias, al contrario

Anónimo dijo...

Lo que pasa es que la tecnología que nos ofrece IDEAL no permite muchas florituras, la verdad.

Bienvenido!!!

Patón.

Claro dijo...

Twister, en efecto los dos comentarios hacían gala a tu blog. Tienes un blog muy trabajado e interesante. Te seguiré a partir de ahora.

Saludos,

Claro

Twister dijo...

Gracias Claro, todo un halago. Yo seguiré tu blog, mi afán por la lectura me obliga a ello. Saludos

Anónimo dijo...

Qué buena peli. Yo la vi hace tiempo en la 2, en una noche tonta de estas de viernes o sábado, a la 1 de la mañana, y me encantó. Para mí estas son las verdaderas buenas películas, las que son capaces de narrar una historia sencilla, de las que hay miles, y cuando acaba la peli quedarte pensando en lo bonito que es lo cotidiano y lo habitual que vemos todos los días. Sharif impresionante.

Javi LCD

Twister dijo...

Buen resumen javi, gracias por estar de nuevo por aqui, le estoy dando caña estos días, tengo algunas peliculas que espero os gusten