28 febrero 2008

Syriana

Dirección: Stephen Gaghan. País: USA. Año: 2005. Duración: 126 min. Género: Drama, thriller. Interpretación: George Clooney (Bob Barnes), Matt Damon (Bryan Woodman), Jeffrey Wright (Bennett Holiday), Chris Cooper (Jimmy Pope), William Hurt (Stan Goff), Mazhar Munir (Wasim), Tim Blake Nelson (Danny Dalton), Amanda Peet (Julie Woodman), Christopher Plummer (Dean Whiting), Alexander Siddig (Príncipe Nasir). Guión: Stephen Gaghan; basado en el libro "See no evil" de Robert Baer. Producción: Jennifer Fox, Michael Nozik y Georgia Kacandes. Producción ejecutiva: George Clooney, Steven Soderbergh, Ben Cosgrove y Jeff Skoll.Música: Alexandre Desplat.Fotografía: Robert Elswit. Montaje: Tim Squyres. Diseño de producción: Dan Weil. Vestuario: Louise Frogley.

Una deuda tenía pendiente con Javi Sanz, compañero de fatigas en la U.A.M, con esta película, y es hora de pagarla, una película muy de acorde con el sentimiento anti-globalizador que se extiende por estos tiempos, ¿que mala cosa la globalización, verdad? ¡El dinero en manos de unos pocos y los recursos secuestrados por esos pocos! ¡Libre circulación de dinero, pero no de personas! El cinismo del siglo XXI.

Una lucha mundial por el control del petróleo de las grandes empresas, capaces de dirigir la política de los estados para conseguir sus fines, la gran trama la manejan inspectores del gobierno, agencias de espionaje, jeques árabes, ejecutivos hasta los mozos que trabajan en las instalaciones petrolíferas.

Es una película que recuerda a la extraña Babel, casi mejor al contrario, pués ésta fue anterior, empezamos intrigados con una venta de armas y continuamos con el cierre de un negocio macro-económico para acabar nadando en un mundo tan aparentemente irreal que nos aterra por su pasmosa realidad, dónde los que manejan los hilos de la gran marioneta que es la humanidad se mueven con una ausencia de escrúpulos a la hora de tomar decisiones que nos acaban afectando a todos.

El montaje se hace extraño al principio pero según vamos viendo la luz gana enteros, aunque puede llegar a causar apatía en el espectador, unido a la presencia de Matt Damon, actor con el que no tengo afinidad alguna, más bien ojeriza, por su falta de naturalidad y por esas expresiones tan forzadas como ridículas.

El argumento es demoledor, si bien un guión es confuso e irregular pero la presencia de Clooney es arrolladora en un papel que debería tener más presencia en el film. Recomendada para aquellas mentes inquietas, pués a pesar de algunas carencias fílmicas, la pantalla se llena de Damon y eso desluce el resultado final, el mensaje nos llega.

Valoración de Twister: 6.5
Valoración de Filmaffinity: 6.4

7 comentarios:

Alfa79 dijo...

George Clooney, excepcional actor. Y encima con barba y un poco más grueso, le da un aspecto ¡ como díría !... diferente. No es el galán de otras películas.
El argumento -Irak, petróleo, negocio...- es verdaderamente revelador.
Saludos. Alfa79

Twister dijo...

Es bastante entretenida y su argumento es demoledor. Saludos Alfa en estos días vacacionales que teneís por allá abajo.

Twister dijo...

Es bastante entretenida y su argumento es demoledor. Saludos Alfa en estos días vacacionales que teneís por allá abajo.

Jesús Lens dijo...

Más que entretenida... es muy reveladora. Un peliculón que te deja el regusto amargo de la cruda realidad.

Ya ves que si llega el mensaje, amigo Twister... Yo le hubiera dado un 8 ;-)

Jesús Lens dijo...

Mira qué herramienta me he buscado para la mergen derecha y los amigos blogueros.

Twister dijo...

Para darle un ocho, tendríamos que quitar a Damon del medio. Y la historia con su familia, poco pinta en una película sobre la globalización.

Jesús Lens dijo...

¡Otra que tengo que volver a ver!!!