01 febrero 2008

Negocios ocultos

Dirección: Stephen Frears. País: Reino Unido. Año: 2002. Duración: 97 min. Género: Drama, thriller. Interpretación: Audrey Tautou (Senay), Chiwetel Ejiofor (Okwe), Sergi López (Sneaky), Sophie Okonedo (Juliette), Benedict Wong (Guo Yi), Zlatko Buric (Iván), Sotigui Kouyaté (Shinti), Abi Gouhad (Hijo de Shinti), Jean-Philippe Écoffey (Jean Luc), Jeffrey Kissoon (Controlador del taxi). Guión: Steven Knight. Producción: Tracey Seaward y Robert Jones. Música: Nathan Larson. Fotografía: Chris Menges. Montaje: Mick Audsley. Diseño de producción: Hugo Luczyc-Wyhowski. Dirección artística: Rebecca Holmes. Vestuario: Odile Dicks-Mireaux.

Esta vez tenía las ideas claras, quería ver esta película porque se habla muy bien de ella y, creanme, con razón. La inmigración no es cosa de broma y tiene más de ganas de vivir dignamente que de delincuencia, a pesar de los discursos de algunos sectores. En este caso es una historia ficticia pero, ¿por qué no puede ser real?

Okwe, un nigeriano ahogado por la inmensidad de Londres, trabaja de día de taxista y de noche de conserje de un Hotel de reputación ambigua, vive en un pequeño cuarto compartido con Senay, inmigrante turca. La monotonía de la vida de Okwe se rompe con el descubrimiento de algo asombroso en una de las habitaciones del hotel, sus consecuencias amenazarán a ambos personajes.

Es la dura narrativa lo que me ha impresionado, la cercanía de los personajes y por supuesto, la solvencia de Audrey Tautou como actriz, todo ello unido a una cámara cálida y cercana convierten a esta película en una obra estupenda para ver, pensar, debatir e inquietarse. No han buscado conmover al espectador con tópicos baratos, más bien uno se conmueve por la fuerza de la historia y por unos actores que nos regalan unas increibles actuaciones.

Los personajes los vamos conociendo según avanza la historia por lo que nos vamos a ahorrar las tediosas introducciones del cine moderno que dan masticada la historia al espectador, en este caso tenemos que estar atentos, sin perder detalle, pues los temas que tratan son complicados y variados, inmigración ilegal, falsificación de documentos, acoso laboral, indefensión del "sin papeles", desesperación por vivir...

Tras los créditos se nos queda un regusto amargo en el gaznate al recordar la hostilidad de las sociedades modernas hacía el colectivo foráneo que sólo buscan un sueño y se dan de bruces con una realidad opresiva que conlleva a una soledad insoportable, al final su mochila de viaje es aquel que está en su misma situación.

"...olvida ya de una vez ese estúpido sueño, lo nuestro se llama supervivencia..."

3 comentarios:

Patón dijo...

Ya por acá. Otra peli que najis.

Twister dijo...

Naaaá, para eso estoy aqui, esa es la razón del blog, recordaros, recomendaros películas que no conoceís....

Patón dijo...

Eso, eso, que si no todos vemos lo mismo y nos convertimos en clones.

Vi "Monstruoso". Me gustó. Mucho.