18 diciembre 2007

Promesas del este

Dirección: David Cronenberg. Países: Reino Unido, Canadá y USA. Año: 2007. Duración: 100 min. Género: Drama, thriller. Interpretación: Viggo Mortensen (Nikolai Luzhin), Naomi Watts (Anna Khitrova), Vincent Cassel (Kirill), Armin Mueller-Stahl (Semyon), Sinéad Cusack (Helen), Jerzy Skolimowski (Stepan). Guión: Steve Knight. Producción: Paul Webster y Robert Lantos. Música: Howard Shore. Fotografía: Peter Suschitzky. Montaje: Ronald Sanders. Diseño de producción: Carol Spier. Vestuario: Denise Cronenberg.

En algunos círculos dicen que es la mejor película del año, tengo mis dudas al respecto, demasiado corta para tan buena historia y tan meritorio montaje y guión. Podríamos situarla a las espaldas de La vida de los otros y Persépolis. Es buena, muy buena, y agradezco a Paton su recomendación. Una película de mafiosos, mi género favorito, contada con excesiva frialdad pero denunciando una situación demasiado real y con una monumental actuación de Viggo Mortensen.



Una joven pide ayuda, en el hospital consiguen salvar a su hijo pero no a ella. Anna la comadrona quiere buscar a la familia de la joven para evitar que el bebito entre en la red social de asistencia, esa búsqueda la conduce a Semyon, un restaurador encantador que le brinda todo su apoyo. Semyon es mucho más de lo que parece ser y Anna poco tardará en descubrirlo, mezclarse con la mafia rusa...

Dos minutos tardamos en ser absorbidos por una narrativa agresiva, dos minutos más bastan para dejarnos perplejos por un argumento huracanado, feroz. David Cronenberg busca engatusarnos con imágenes más que con un rebuscado guión, de ahí la genialidad de esta cinta. El guión, discreto, revolotea sobre la historia distraido para lanzarnos perlas envenenadas para atraernos más y más consiguiendo que no perdamos detalle alguno.

Hay historia para tres horitas de película, son tantas las cosas que quieren contarnos que se me hace corta y el resultado final queda algo descafeinado, ¿posible segunda entrega? Destacable por encima de todo Viggo Mortensen, increible caracterización del personaje y toda una lección de seriedad interpretativa.

Muestra la poco sutileza de la mafia, al más puro estilo Casino o Godfellas, ¿para que escondernos? La línea recta es el camino más corto entre dos puntos, eso lo deja claro el jefe Seymon, para mi uno de los lemas de la mafia y David Cronenberg así lo refleja. El único problema, por bucarlo, adrede, con alevosia, es que nos deja a medio cocer. Le falta un empujoncito para ser perfecta, le falta la brutalidad de El clan de los irlandeses, la inteligencia de Muerte entre las flores y el acabado de Godfellas, pero no lo olvidemos, es buena, muy buena, y hay que verla.

10 comentarios:

Vincent dijo...

Se agradece una película de mafia hoy en día, pero sí es verdad que le falta ese "algo". Además, el personaje de Naomi Watts no está demasiado bien insertado en la historia. Sale demasiado para lo que hace.

Twister dijo...

Es verdad es como demasiado irreal, pero se van haciendo pocas de este género se agradece. Saludos

Anónimo dijo...

Por lo que has contado, me ha resultado interesante.

Buen día Twister.

Claro

Patón dijo...

A mí sí me parece genial, sobre todo, por estar despojada de cualquier artificio. Por eso, quizá, es tan corta. Y las relaciones de atracción/repulsión, muy bien conseguidas.

Para mí, Cronnenberg es de lo mejor que hay hoy día en el mundo del cine.

Twister dijo...

Es directa, sin adornos eso es lo mejor que tiene.

Patón a mi también me ha gustado mucho, es buenisima hombre.

Claro animate a verla si tienes oportunidad merece la pena.

Saludos

los mundos de yupy dijo...

tiene buena pinta
saludos

Patón dijo...

Está claro que en esto del cine, lo subjetivo importa. Y mucho. Si no, de qué íbamos a estar escribiendo sobre todas estas pelis...

Twister dijo...

Por supuesto Paton, si fuera universal el cine sería un aburrimiento

elmoscardonasesino dijo...

Para mi una de las mejores películas de 2007. Seguro que esta peli dentro de unos años será un clásico de referencia.

saludos y felicidades por el blog.

Pinar dijo...

Feliz Navidad Twister.