09 enero 2008

American gangster

Dirección: Ridley Scott. País: USA. Año: 2007. Duración: 157 min. Género: Drama policiaco. Interpretación: Russell Crowe (Richie Roberts), Denzel Washington (Frank Lucas), Chiwetel Ejiofor (Huey Lucas), Cuba Gooding Jr. (Nicky Barnes), Josh Brolin (detective Trupo), Carla Gugino Laurie Roberts), John Hawkes (Freddie Spearman), Ted Levine (Lou Toback), Armand Assante (Dominic Cattano), Common (Turner Lucas), John Ortiz (Javier Rivera). Guión: Steven Zaillian. Producción: Brian Grazer y Ridley Scott. Música: Marc Streitenfeld. Fotografía: Harris Savides. Montaje: Pietro Scalia. Diseño de producción: Arthur Max. Vestuario: Janty Yates.

El cine parecía tener olvidadas a las mafias, Ridley Scott me ha hecho soñar de nuevo con el cine de gangsters, ¡si señor! Empezar el año con una película como esta es hacerlo con buen pie, esperemos que otros estrenos no defrauden, Los crímenes de Oxford, El mundo no es para viejos, El último tren a Auschwitz, John Rambo, Clandestinos, Sweeney Tood, El caballero oscuro, .... y muchas más parecen augurar un año de buen cine.

Nueva York es un estercolero maloliente de policías corruptos y delincuentes dónde la mafia campa a sus anchas sobornando desde jueces hasta comisarios. En esa ciudad Frank Lucas (Denzel Washington) quiere vivir su sueño americano escalando en la vida criminal con pericia. Richie Roberts (Russell Crowe) es un astuto policía que intuye un cambio en el hampa e intenta luchar para evitarlo.

Ni siquiera Promesas del Este tiene este toque corleniano que apreciamos en esta película, más al estilo del cine de los 80. Ridley ha sabido huir de las insufribles moralinas que inundan el cine criminal de Hollywood y a filmado una obra correctísima que entretiene desde el primer minuto. La ambición de Frank y su inteligencia las retrata a la perfección el camaleónico Dezel Washington en una gran actuación.

El guión merece una seria alabanza y más en estas tempestades de protestas en las que las productoras mantienen su posición dominante y explotadora, el futuro cercano del cine americano está en manos de los guionistas, ¿cuantos estrenos quedan en la chistera a los colosos magnates? En American gangster el guión es soberbio, curradito, de esos que llegan al espectador por su dureza y claridad.

Esta historia se basa en una historia real, el gran problema de la corrupción policial neoyorquina durante la guerra de Vietman, las consecuencias políticas de la guerra y el auge de la drogodependencia en la sociedad, tanto civil como militar, son el escenario para esta joyita del cine mafioso y eso genera un argumento fuerte y verosímil, que Ridley Scott aprovecha sabiamente.

Es más una historia humana que de organización, quizás por la fortaleza del papel de Russell que obliga a un tapado de la vida de Frank. Para no perder detalle de nada y sobretodo para disfrutar de esta maravillosa película, a pesar de su duración.

7 comentarios:

tunez dijo...

Un peliculon, pero russell crowe parece un camionero de nebraska borracho y panzudo. saludos

Twister dijo...

Saludos Tunez.

Russell creo que representa lo que se un policía por allá, esa chulería... La descripción que has hecho es acertadísima, jejeje.

Vincent dijo...

Me encantó la película, e igualmente tengo un miedo importante a la huelga de guionistas. Al menos empezamos el año bien.

Twister dijo...

La huelga de guionistas pondrá en aprietos a la industria del cine en unos meses cuando se acaben las reservas, por lo visto las series de TV ya están bajo mínimos por allá, aqui no lo notamos porqué exigen un retraso antes de televisarlas.

galko dijo...

Desconfío de Ridley Scott, ciertamente. Soy duro de mollera y las pelis de gangster me gustan cuando tienen algo que ver con Scorssesse, Coppola, De Niro, Pesci... y todos esos que siempre hacen de lo mismo, jeje.

Supongo que la veré...

Twister dijo...

Pues muy mal... te vas a perder una buena película por "racismo" cineastil, jejeje

Patón dijo...

Bien dicho Twister. Una gran película que no hay que perderse.