04 marzo 2007

Click

Dirección: Frank Coraci.País: USA.Año: 2006.Duración: 107 min.Género: Comedia.Interpretación: Adam Sandler (Michael Newman), Kate Beckinsale (Donna Newman), Christopher Walken (Morty), Henry Winkler (Ted Newman), David Hasselhoff (Sr. Ammer), Julie Kavner (Trudy Newman), Sean Astin (Bill), Jennifer Coolidge (Janine), Sophie Monk (Stacy), Jana Kramer (Julie).Guión: Steve Koren y Mark O'Keefe.Producción: Adam Sandler, Jack Giarraputo, Neal H. Moritz, Steve Koren y Mark O'Keefe.Música: Rupert Gregson-Williams.Fotografía: Dean Semler.Montaje: Jeff Gourson.Diseño de producción: Perry Andelin Blake.Vestuario: Ellen Lutter.

Siendo sincero con vosotros he de admitir que acometí el visionado de esta película con la idea de quedarme dormido al instante y trabajarme una siesta de cuidado, sin embargo cuando en los primeros compases me topé con David Hasselhoff mi indignación creció inadmisiblemente y decidí prestar la suficiente atención al telefilme, para poder destriparlo en una crítica demencial.

Michael Newman, joven arquitecto de una importante firma, esta asqueado de la vida, demasiado trabajo, discusiones con la mujer, los niños, el perro, los padres, el jefe, ... Todo su empeño es poder dar una vida mejor a su familia pero para ello debe trabajar miles de horas para poder ser socio de esta gran empresa. Su paciencia explota cuando no encuentra el mando a distancia para poder ver un video de unos clientes a los que tiene que diseñarles un importante proyecto, harto de tener que luchar con los incontables mandos a distancia de su casa acude raudo a un centro comercial a comprar un mando universal, allí se encuentra con Morty, Christopher Walken, que le ofrece un novedoso mando a distancia. Una vez en casa, Michael, descubre que este mando le permite manejar su vida, y la de aquellos que le rodean, a su antojo.

Tras este breve resumen que os he hecho, uno ya puede hacerse a la idea de la bazofia que vamos a ver durante estos 100 minutitos, pues bien en algunos momentos resulta entretenida e incluso te ries en un par de ocasiones, si embargo el conjunto resulta patético y más cuando empiezan con las lecciones moralistas, o vomitivas, sobre la familia y la dignidad personal. Chistes fáciles y situaciones sin sentido en este esterco-film que, de haberselo trabajado un poco, podría haber sido genial, pués la idea no es tan mala.

La depresión te entra, como dije arriba, al ver a David Hasselhoff en los primeros instantes de la cinta, continua al ver a Christopher Walken y vas dando cabezaditas hasta que al final te entran naúseas cuando empiezan las lacrimógenas escenas morales. Por cierto, sospechosas coincidencias con Cuento de Navidad.

1 comentario:

galko dijo...

Tuve la oportunidad de ver esta película hace bien poco. La alquilé en el videoclub (sí, señores, así es) para verla con mis sobrinos, pensando que era una comedia. Es comedia durante un intervalo realmente limitado. El resto es, como bien dice Twister, una moralina detrás de otra, hasta llegar casi ya a la vergüenza ajena. El pobre David Hasselhoff no tiene la culpa, por cierto. Más penoso es lo de Cris Walken, un actor respetable venido a menos de forma preocupante por culpa de esta cinta.
Al final, ni fú, ni fá. Un rollete, vaya.